EL LIBRO DE LAS SOMBRAS: Tecnología

David Pech

 

Image

 

Image

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL LIBRO DE LAS SOMBRAS: Tecnología

 

© 2020, David Pech

 

Primera Edición

© 2020, Book Depot, S.A. de C.V.

Cda. Guillermo Prieto 36, Col. Jesús del Monte,

Huixquilucan, Estado de México, C.P. 52764.

 

Impreso en México

Printed in México

 

Todos los derechos reservados.

Se prohíbe la reproducción, almacenamiento y divulgación total o parcial de esta obra por cualquier medio sin el pleno consentimiento y permiso por escrito de la editorial.

 

 

 

 

 

 

 

 

Nota del Autor

Querido lector, me gustaría platicarte sobre algo que está provocando un cambio drástico al mundo: ¡La tecnología!

Herramienta creada por el ser humano para facilitar sus necesidades y evolucionar como especie que habita en el planeta. Sin embargo, también puede ser considerada un arma mortífera, que restablece la idea de una conquista por el tiempo al que abarcamos nuestra realidad. No podemos negar que la tecnología nos ha ayudado en diferentes situaciones que acatan la rutina diaria, pero al igual nos afecta ese uso indebido que le damos. Mientras el tiempo pasa, la tecnología crece a pasos agigantados superando nuestras expectativas e incluso superando la ficción en algunas ocasiones. Películas o series de televisión nos enseñan constantemente cómo va transformándose este instrumento con el paso de los años.

En la actualidad los cuentos se han manifestado en varias ocasiones como representantes de la realidad o de una leyenda basada con la realidad, no obstante, la fusión del cuento con la tecnología nos ayuda a expandir la creatividad que nosotros mismos desarrollamos. Es por eso que estos cuentos con temáticas actuales y contemporáneas permiten que el protagonista luche con el rápido crecimiento de la tecnología y las nuevas herramientas del ser humano. Ofreciéndoles un toque dramático a las historias redactadas, también cabe observar las distintas y nuevas costumbres que nosotros como humanos adoptamos para poder satisfacer esa necesidad de adaptación que nos aqueja siempre: Nuevas medicinas, nuevas aplicaciones que faciliten el uso de nuestro cuerpo, la creación de nuevas enfermedades que amenacen a la humanidad entre otras cosas pueden ser el complementos que diversifiquen el contexto del futuro y la pantalla negra que conforma el desarrollo rápido de la tecnología. Jugando con la psicología humana y con el comportamiento humano: trastornos de toda clase, el psicoanálisis desarrollado y los vínculos que permiten al lector ser empáticos con los personajes.

Algunas de las grandes ciudades serán escenarios de historias llenas de dramatismo y sentimientos que te atraparán a partir de que comiences a leer las primeras páginas. El sentir de nuestra incertidumbre y desesperación por encontrar una solución convertirá tu sendero imaginativo en una terrible realidad que poco a poco se transforma en realidades que quizás en algunos años podremos observar.

Con inventos increíbles, la tecnología nos ha ayudado a crear nuevas ventajas en lo económico, en la política y sobre todo en el ámbito de la salud. Otra ventaja que la tecnología nos ha traído es el fomento a la actividad científica. Cada día hay más posibilidades de sobrevivir a enfermedades que antes eran incurables, aunque no siempre estamos exentos a nuevas enfermedades que se desarrollan de manera más agresiva y con menos probabilidad de curación. Sin importar que tengamos el mejor equipo de curación, allí comienza el oscuro lado de la tecnología y sus graves consecuencias que tendrán que erradicar si no sabemos usarla como se debe:

Empecemos con situaciones críticas que hay en la actualidad: el efecto negativo que surge en el medio ambiente. Parece contradictorio crear tantas cosas para mejorar la situación climática, cuando en realidad sólo destruimos más y más. Esto lo podríamos resumir toscamente a un problema de conflicto de intereses empresariales, de grandes fortunas y de políticas absurdas que los países del llamado primer mundo se interesan por el dinero que en la sociedad atribuye, dejando este tema a situaciones menos compresibles y mandándolo a una esquina que jamás podremos alcanzar y dejando más preguntas que respuestas. Con esto, el debate será arreglado en otra ocasión.

La tecnología nos trae cambios que, aunque ahora perezcan menores, a la larga se convertirán en una nueva seña de identidad humana, como lo fueron los cambios entre el Austrolopáitechus hasta el Homo sapiens.

Los grandes cambios se producen cuando empezamos a hablar de ellos todos juntos, así que, si hay algo que quieras decir, ¡adelante! Empecemos a imaginar cómo sería el resultado si comenzamos un mundo donde la tecnología se ha desarrollado por completo y vivamos en un mundo lleno de herramientas de último nivel. En conclusión, comencemos a entrar al mundo del Sendero Universal de la tecnología.

 

Realidades Virtuales.

Los Hechos.

Ciudad de México, 2 de enero de 2018.

 

Commercial Virtual Life (CVL por sus siglas en inglés) llegó a México en el año 2018. Su historia comienza con la venta de aplicaciones de virtualización en las App de los teléfonos celulares. Durante siete años la empresa en sí, trabajó en la aplicación de programas de diseños virtuales en la vida cotidiana de las personas en la Ciudad de México, teniendo un gran éxito en el mercado mexicano. Commercial Virtual Life se expandió en la mayoría de las ciudades más importantes de México; ciudades como Monterrey, Guadalajara, Tijuana, La Paz, entre otras se adaptaron al nuevo rostro de la tecnología de CVL. Cuando CVL se posicionó como una de las mejores empresas de tecnologías, crearon un prototipo de una aplicación llamada Realidades Virtuales. En esta aplicación, las personas pueden crear su vida perfecta con un dispositivo inalámbrico especializado que se conecta en la parte posterior de la cabeza (también conocida comúnmente como sien). Este dispositivo, al estar sincronizado con el teléfono celular, crea un simulador en la retina de los ojos (en la retina se coloca una membrana ultrafina para que pueda proyectar las imágenes que el simulador manda directamente de la aplicación, obteniendo imágenes de realidad virtual con alta definición en audio e imágenes). Esto te permite tener el trabajo perfecto, metas perfectas y sueños perfectos; esto hace que las personas puedan ganar dinero sin salir de su casa, ya que el simulador puede trabajar por ti, haciendo que ganes dinero por el trabajo que a ti te gusta. Los usuarios también pueden consumir la comida que ellos elijan con el simulador, además la aplicación contiene una base de datos en la red que regulariza tu estado de salud, impidiendo las enfermedades o tratándolas en caso de que sean enfermedades agresivas de origen celular (cáncer, sida, esclerosis múltiple, entre otras) y por último te hace sentir texturas de sabores, sentir aromas y sabores de todo tipo por medio de un filtro que se inserta en la parte trasera del cerebro. Una revolución para la medicina actual, sin embargo, no todo sale como debe. A veces las historias no son de color rosa y en esta ocasión conoceremos la historia de Tamara.

 

1

 

Tamara, una chica de veintisiete años de clase media que vive en la ciudad de México con su hermana menor llamada Cecilia y su padre Eliseo. Tamara siempre tuvo el sueño de estudiar medicina y especializarse en neurología. Sin embargo, hace diez años le diagnosticaron una enfermedad degenerativa llamada Huntington.

En los primeros años después del diagnóstico nunca tuvo complicaciones ni síntomas que le complicara su estado de salud hasta unos cinco años después cuando de pronto comenzó a sentir movimientos involuntarios en su cuerpo que le impedían realizar sus actividades cotidianas.

A partir de allí supo que sus sueños dependían del desarrollo de su enfermedad y su calidad de vida.

Las opciones eran pocas y, sin poder tener una ayuda más que la de su hermana y su padre, tendrá que ser fuerte para poder sobrellevar las consecuencias de su condición física y motora. El valor de una aplicación será clave para guiar el entorno que surgirá en Tamara y su familia.

 

2

Tamara se encuentra estudiando para su examen de Anatomía en su habitación.

La patología se define como los trastornos anatómicos y fisiológicos de los tejidos y los órganos enfermos. —De pronto su mano comienza a temblar sin control, en eso escucha que tocan la puerta de su habitación.

—¿Quién? —preguntó.

—Soy Cecilia, abre la puerta — respondieron.

De pronto su hermana menor Cecilia entra en la habitación.

—¿Necesitas algo? —preguntó Tamara—, porque necesito estudiar para mi examen de mañana y no puedo concentrarme si me interrumpen a cada rato —dijo.

—¡Tamara! —dijo Cecilia—. Sabes que no me gusta que estés mucho tiempo encerrada en tu habitación, me preocupas…

—No te preocupes, hermanita… voy a estar bien —dijo—. Simplemente estoy estudiando, mañana tengo examen de anatomía.

—Lo sé, pero desde que te diagnosticaron con eso ya no sales de tu habitación, te la pasas todo el tiempo encerrada y de vez en cuando sales, mínimo al parque para distraerte —mencionó.

En eso, Cecilia se dio cuenta de que Tamara no se encontraba bien, comenzó a sufrir un ataque leve de movimientos involuntarios en su cuerpo.

—¿Te encuentras bien? —preguntó.

—Sí, tranquila… ya te dije que estoy bien. —De pronto, cuando Tamara quiso levantarse, se cayó de la cama y sus ataques de movimientos involuntarios se tornaron agresivos, tanto que su cuerpo sufría severas lesiones.

Cecilia asustada comenzó a llamar a su padre para que la viniera a ayudar.

—¡Tamara, Tamara! Responde…. ¡Papá! —gritó Cecilia—. Tamara tiene un ataque.

En eso, Eliseo entra corriendo en la habitación de Tamara para saber qué había pasado.

—¡Tamara, responde! —dijo Eliseo—. Cecilia, llama a la ambulancia —dijo—. ¡Rápido!

 

3

En el hospital, Cecilia se encuentra con su padre y Armando, su novio, en la sala de espera. De pronto el médico sale para informar a Eliseo y Cecilia.

—Familiares de Tamara Góngora —dijo el médico.

—Sí… somos nosotros, ¿cómo se encuentra mi hija?

—Su condición empeora aún más, el tratamiento no está funcionado.

—¿A qué se refiere, doctor? —dijo Cecilia.

—Si los síntomas siguen así —respondió el médico—, le calculo un año de vida, máximo.

—Pero no puede ser —replicó Eliseo—. Ella se veía bien, nunca le encontré así, tan débil, aunque… Últimamente no se encontraba en su mejor versión, pero pensé que era la medicación que la tenía así, distraída.

—Pues no exactamente, papá —mencionó Cecilia.

—¿A qué te refieres? —preguntó Eliseo.

—En estos últimos días… veía a Tamara muy rara —replicó.

—¿Rara? —preguntó el doctor.

—Sí. Cada vez que la miraba se comportaba muy extraño —dijo—. Caminaba raro, su torpeza ya era más evidente… y justo unas horas antes de su último ataque, su mano derecha le temblaba sin control.

—¿Y por qué no lo habías menciona antes? —dijo Eliseo.

—Porque el doctor ya había dicho antes que estos síntomas tarde o temprano los iba a sufrir —mencionó Cecilia.

—Ahora sabemos que el Huntington